viernes, 5 de marzo de 2010

La voz que sosiega






Bellos y sentidos anhelos forman las gotas de rocío y brisas que anidan en tus sueños cada mañana.

Cuan alta está la estrella que nos guía para poder ver su luz y seguir su senda sin tropiezos ni angustias.

Así de sencillo es el rocío que enhebra todas sus lágrimas entre luceros y auroras y despierta en tus ojos cada mañana.

Bellos y efímeros hálitos de rocíos y brisas son los que atraviesa el alma, cuando el reloj del silencio alumbra la sombra de un Ángel que asoma por la ventana.

Así de sencillo es creer que hay vida en la vida sin siquiera sentir su huida, sin siquiera sentir la mentira de lo que nos habita y nos ilumina sin luz verdadera.

En el silencioso retiro de una palabra nunca escrita, escucho el anhelo que quisiera despertar de su encierro.

Ya nada queda por hacer sino es por ser lo que seré siguiendo su estela, su mano dulce y la voz que sosiega.




5 comentarios:

Pluma Roja dijo...

La estrella no está tan alta, es cuestión de encontrarla.

Saludos cordiales,

Hasta pronto amig, bss.

Olga i Carles dijo...

La Vida cuando no la buscas, aparece simplemente, de manera espontanea.
La estrella luce siempre en tu cabeza, dando la bienvenida a la transparéncia de tus siete sentidos.



Un abrazo.

madroca dijo...

"En el silencioso retiro de una palabra nunca escrita, escucho el anhelo que quisiera despertar de su encierro".

Que belleza poética encerrada en estas simples frases, un autentico placer leerte y haber encontrado tu blog que a partir de ahora ire siguiendo
Un saludo

gaia56 dijo...

¿Asé de sencillo? eso es la esencia de la vida que no simepre atrapamos...
Un beso

Lunska Nicori dijo...

Atrapado en tu Ángel, recorres todos tus caminos sembrado de recuerdos...Despegar-te es tan inútil como tomar baños de luna nueva.
Más tú sabes...

Abrazos de luna llena.