viernes, 16 de octubre de 2009

Cruz de caminos


(foto: KI)


Me acerco a la cruz

viajo en su luz

acaricio su piedra

me enciende su fuego

su tacto es una tea

vuelta a mi su faz

deslumbra luna llena.


Iluminado por tu luz

esta amanecida

te presiento cerca

en tu luz me desvanecería.


Vaciarme de la nada,

llegarte a abrazar

dejarme a mi mismo

cuneta en mano

cuerpo desprendido

alma entregada.


¿podrías acogerme a tu vez…?

¿podrías?


Me apremio a Ti

como Tú deseas

no procuro nada

me desanudo de la tierra

elevas mi ser al alba.






7 comentarios:

Pluma Roja dijo...

amigo de verdad con toda humildad digo, que tu poema es sublime. Felicitaciones.

Feliz finde.

Hasta pronto amigo.

Carver dijo...

Gracias Aída, en este rincón sólo me acerco un poco a lo que de Él me llega, sólo Él Es.

Buen fin de semana

Hasta pronto amiga

Lucía dijo...

Cuando salimos denosotros mismos. Cuando apremiamos el camino, y quedamos desnudos al alba, entonces, sólo entonces tendremos la respuesta en nuestras manos.
Somos acogidos...

Carolina dijo...

Bonitas letras. Las sentí. Es como el desprendimiento del cuerpo del alma, traspasando barreras de humo para llegar al alba...
Me ha encantado venir a visitarte.
Buen comienzo de semana.
un beso

Olga i Carles dijo...

Abrzar la cruz y caminar con ella sonriendo, es el mejor elixir para desnudarnos desde el amanecer hasta el anochezer.
Vivamos con plenitud nuestro karma, y ese se desvanezerá.

Un abrazo.

mardelibertad dijo...

Una bella cruz un bello poema
Besos

Alicia María Abatilli dijo...

Elevarse sin tapujos.
Sin miedos, entrega plena.
Un abrazo.
Alicia