viernes, 9 de octubre de 2009

Almas


El amor es una llamada incondicional a la unión mística de dos almas, que partiendo en un principio solas desde su nacimiento, se encarnan en unos cuerpos y mentes y se aman sin saberlo, y sin apenas creerlo.

En su infinita sabiduría Dios nos ha unido por alguna razón, por alguna causa que nos es velada a nosotros y desvelada a nuestro corazón.

Solos los dos en el amor sin ser condición de amor, ni cuerpo, ni mente, ni morada, ni nacimiento.

Solos en el universo de nuestra realidad, que aunque adverso en su fulgor, encuentra en nuestras almas su mejor camino para manifestar el mas secreto de todos los enigmas que es la vida en el amor por amor, sin nada mas que amor, sin lugar, sin azar, sin destino, sin habla, sin género, sin nada mas que el amor de autenticidad.

La verdad última entreabierta de nuestra existencia, espacio temporal y la única realidad imaginada que es innegable, una vida en la savia de la verdad, una puerta a las estrellas, una nueva fortaleza, una nueva ilusión, un nuevo universo, donde nunca existió, ni existe, ni existirá el dolor, el mal o el calor fingido sin amor.


Apaga los deseos de la mente

y hallarás la felicidad del alma.

Apaga los deseos del cuerpo

y el alma te dará la verdadera felicidad,

Pues sólo en el alma

se halla la simiente del júbilo

que la vida material siempre nos negará.


7 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Preciosa reflexión, acompañada de un poema profundo y con mucha filosofía. Me identifico mucho con tu poesía. Me gusta bastante. Un saludo cordial amigo.

Hasta pronto.

Olga i Carles dijo...

Hola.

Cuando todo se aquieta...
Cuando dejamos adormecer los latidos de las pasiones y pensamientos resurge la verdadera luz, y todas esas pasines y pensamientos dan el primer paso hacia la transmutación para llegar a la verdadera transformación.

victorysilcana dijo...

Que razón tienes... amor por amor.
Es esa la esencia que llega al alma.
Saluditos

Carolina dijo...

Encuentro de almas, que han sido destinadas desde un principio y cuando se consiguen se reconocen...
Tienes toda la razón con el escrito.
Un abrazo fuerte

Silencios dijo...

Ay!!! Chiquitín ....
Y pensamos ....
No me gusta sufrir, pero es necesario, no me gusta llorar, pero necesito limpiar el alma, no me gusta mirar las estrellas en soledad, pero a veces son mis aliadas ....... Dos almas unidas por el destino. y comienza a latir el corazón. ¿Existe algo más maravilloso?

Mis besos en silencio

L*** dijo...

...di por casualidad con tu blog y me encantó cada pensamiento escrito aquí.
Un cordial saludo

Alicia María Abatilli dijo...

Algo de Platón me traes con tus palabras.
El verdadero amor, el del alma, el de los valientes...
Abrazos.
Alicia