jueves, 18 de febrero de 2010

cuando la noche






Cuando la noche cuela sus alas
cuando el sueño me vence
los ojos entorno en tu recuerdo
las manos ciño a tus sueños.

Cuando el día clarea
y las estrellas se alejan,
llega la vida del sinsentido
pero nunca le dejo vencer.

He visto los tiempos
he oído a los hombres
he escuchado plegarias
las he rezado conmigo
sin embargo
aun siento el deshielo
cuando el silencio del desierto
me habla.

Ya es hora de partir
de marchar muy lejos
donde el alma espera
que nazca de nuevo
aurora venial.

4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

No se si porque hay días grises, en los que se siente frío, me identifico con tu poema, o quizás es porque siempre me he identificado.

"Ya es hora de partir
de marchar muy lejos
donde el alma espera
que nazca de nuevo
aurora venial"

Ésto me lo repito: "ya es hora de partir" y la verdad, a veces aunque uno lo quiera y lo trabaje a fondo no puede hacerlo.

Te dejo mi cariño amigo, y espero que puedas partir.

Saludos cordiales, Hasta pronto.

Lucía dijo...

Bella forma de ceñir la noche, que acompañe la partida.

Íntimo poema.

Un beso enorme,Carver.

Zeze Mendez dijo...

Belo poema, passando pra desejar uma semana de muita paz, saúde e felicidade, abraço.

Lunska Nicori dijo...

Tú lo sabes...

Abrazos de aurora venial.