jueves, 1 de octubre de 2009

Prendido ...




Prendido del pétalo de un camino

andaba una eternidad sobre sus hombros

sondeaba el viento con sus ojos fijos

y soñaba con los brazos de la pradera

que una noche le tendieron en la tierra



Lloraba perdido sin saberse olvidado

cantaba con su llanto en la noche azul

como su cuerpecito surgiendo de una aurora

clamando al cielo por su victoria.



Ahora tantos años después

su vida se balancea de abismo en abismo

y su mirada se pierde el revés

su vida se cierne entre susurros tristes.



Ya llega la hora de partir

y no quiere hacerlo sin ti

ya llegó la hora de concluir

y consumada su vida se inclina

hacia el Todo que le llevó

y su vida abrumada en un infinito dejó

descansando en el rellano de una estrella.



Ahora ya no le queda más que seguir la senda

pues el camino se muestra en la aurora

cuando los bosques inclinan sus ramas

para mecerse al viento de sus pasos

recogiendo sus palabras en un cuenco

vierte la poca sangre que aún le queda.



Del sol nacido

De la tierra acogido

De su voluntad hijo

sólo Tú eres

El que Es

y de Ti me llegan

los susurros

que he de verter.


5 comentarios:

Silencios dijo...

Querido amigo hoy es de esos días, que las palabras sobran cuando el corazón está descansando.
Mi regalo con cariño

http://www.youtube.com/watch?v=DLr1oWjIC44

Mis besos chiquitín.

Carver dijo...

Gracias silencios, por tu cariño y por tu regalo.

Te mando un beso

sedemiuqse dijo...

Ser uno con el todo...Bello.
Besos y amor
je

MAJECARMU dijo...

Prendidos a las cosas.. nos movemos repartidos y confusos.. intuyendo a lo lejos,que el espíritu nos sigue,nos inspira y espera..

Gracias por tu comentario,amigo.
Tu poema sigue siendo luz y presencia.. de esa imagen y semejanza divina, que nos habita.

Mi abrazo y agradecimiento siempre.
M.Jesús

Olga i Carles dijo...

Maravillosa poesía.
Expresa el fluir del corazón por altos senderos del amanecer.

Un abrazo.