martes, 28 de abril de 2009

28 04

He visto tu semilla Señor, me has mostrado el camino del ser, me has hablado de sueños y me has animado a saber. Sé de tu ciudad, refugio de almas, que ha de nacer.

Me has enseñado con tus manos y me has acogido a tu lado, muéstrame pues que he de hacer para saberte bien y buscarte en las semillas que han de crecer.

Tus puertas todavía han de emerger, abrir su sol al viento, pero tus ángeles ya caminan por él, y con sus manos te edificarán, bajo una luna nueva, tu segura morada, la que has de mostrarnos al volver del nacer.

Será tu ciudad en la tierra, refugio de almas del bien, sólo entrarán por sus agujas aquellos que te quieran bien, que su corazón sea fiel y no anide en ellos ningún atisbo de hiel, sino sencillez en el amor y lo bueno. Tu eliges a tu pueblo y el te seguirá creyente, porque en tu natural hacer sembraste tu semilla en el corazón del nuevo ser y en ese amor estaremos a tu lado, aunque pareciera que no estés.



1 comentario:

sedemiuqse dijo...

El amor lo es todo.
besos y amor
je