lunes, 16 de febrero de 2009

Alma



El Alma viviente/

impregnó de amor/

todo el Kosmos habitado/

y dio luz.../

las sombras retrocedieron/

creando espacio y tiempo/

en movimiento perpetuo.


La palabra se hizo/

ser vivo/

y engendró la luz de la vida /

que iluminó todo rincón /

desde los albores de la nada/

al ocaso de la tierra sin nombre,

donde se creo al hombre/

junto a sus hermanos pequeños.


Jardines florecieron inmensos/

en luminarias, estrellas y soles/

girando sin demorar,

sembrando esferas de armonías/

y musicalidades en partículas/

de vida y amor.


Nacieron las lágrimas/

de entre los cielos lejanos,

donde todavía no reinaba/

ni el tiempo, ni el espacio/

y emprendieron su eterno/

retorno al origen,

con sus blancas alas /

y sus invisibles almas doradas.


El mundo fue creado,

mundo de sensibilidades/

y mundo de perfección.


El mundo del amor /

se engendro en un jardín/

y sus flores alumbraron /

a los más diversos seres/

de alados versos.


Los ángeles nos acompañaron /

durante eones

y nos condujeron /

entre jardines densos/

de luz y cálido Amor.

4 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Muy iluminado.
besos y amor je

Lucía dijo...

Leerte y ver el vídeo de Mikel Oldfield, es un bonito regalo y una manera especial de empezar el día.
Es como sentir que el Alma nace en esa Aurora.
Me llevo la cálidez de estos versos, nacidos en el tiempo de los tiempos.
Besos.

mj dijo...

Es un nuevo mundo, un paraíso, nuestro origen...
Un abrazo
mj

Giuditta dijo...

Qué bella imagen del alma dibujas.
Gracias por ser alma noble.
Besos con mucho cariño