sábado, 17 de enero de 2009

Palabra de palabras



En los rostros se reflejan

los destinos del Alma/

caminando entre pasillos del Alma.


Alma de almas,

que descorre lagunas de incesantes tiempos/

de vidas pasadas,

agolpadas entre el limbo del recuerdo levantisco/

de los cielos enrojecidos sobre nubes azules/

céfiros de señales invariables.




Las mañanas de los rostros

que se llenan de lágrimas y sufrimiento/

despiertan de su calma.


El Alma de almas/

y destina en su interior/

su pensamiento nos va a llevar/

un mundo nuevo.


El Despertar del nuevo reloj del alma/

está apunto de llegar/

por el horizonte del alba,

donde nadie puede pensar/

ni dejar de soñar,

porque dentro de un tiempo/

todo se elevará donde los gritos/

se acumulan tras las sangrientas manos/

niños desvalidos/

seres indefensos/

que se ocultan como bárbaros,

para que las bestias no las alcancen /

en su ira descontrolada.




Ya ha llegado la hora de que el pueblo de Dios/

se levante a la verdad/

y con las manos en alto,

mostrándolas limpias al viento/

portando el blasón de la paz/

del Alma de almas/

den un paso adelante/

al unísono y juntos/

y muestren sus manos de paz/

sin macula de la bestia/

porque la bestia no ha anidado en ellas/

jamás lo hizo y jamás lo hará.




Alma/

de almas/

que nacen y mueren sin fin/

ni eternidad,

vendrán hasta donde el limbo juzga/

perder su nombre/

y el tiempo se aquieta,

para que la noche ciegue/

y las manos de fuego se disuelvan sobre sus huesos,

las cuencas de su mirar se vacíen de la eternidad/

y sus carros de metal /

estatuas de sal.


Sus ángeles de muerte/

caídos para siempre ya/

se tornen dóciles/

palomas de paz /

y las doce tribus

juzgadas sólo por su hacedor.



El tiempo se avecina ya,

ya nadie podrá dejar narrar/

lo que se ha hecho/

sin conocimiento del Alma,

sin el sentimiento del Alma,

sin el amar del Alma,

sin su palabra...



Las almas de los niños se tornarán/

jueces del alba de los tiempos/

esparcirán entre todos los rincones/

del mar y de la tierra/

lágrimas de felicidad por conocer/

y la bestia retrocederá/

su doblegado espinazo/

y marchará sin mas/

donde nunca mas/

pueda encadenar y ultrajar.


Palabra de palabras.



9 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Carver es precioso y en estos dias me siento tan triste....
percioso
besos y amor
je

amor dijo...

magnífico poema, carver, tú sabes como yo sé que el verdadero pueblo de dios no lleva más carné ni más identificación ni más religión ni más raza que la bondad, la paz, la libertad y el

amor


mi abrazo

s

Carver dijo...

Deseo Esquimedes que pasen pronto estos días tan tristes y se vistean en amor y paz.

besos, paz y amor

Carver dijo...

Gracias Santi, tiene razón únicamente es necesario llevar de equipaje el amor universal.

saludos

sedemiuqse dijo...

Gracias Carver, me recupero muy pronto, ya estoy bien, son momentos, "momentaneos".
Besos y amor
je

Lucía dijo...

Y la palabra de palabra será.
En paz, amor, libertad.
besos

Carver dijo...

Cuando las palabras se visten de paz, se forma un interludio que nunca se debería acabar.

besos lucía

M. Jose dijo...

La palabra a veces necesitamos desnudarla y mirarla de frente para que nos diga la verdad...
Precioso poema Carver
mj

Carver dijo...

La palabra es inherente a la esencia de la verdad, y está es a su vez sustancia del alma, y tiende puentes entre el entendimiento de las almas.

gracias M jose