lunes, 29 de diciembre de 2008

He visto la tierra

He visto la tierra llorar,

los cielos sangrar,

los desiertos llenos de carros de metal,

soldados fundirse en caminos errados,

naciones donde sólo hay oscuridad,

donde los niños sufren la pesadilla

de la neciamente llamada humanidad.

He vistosos ríos sucumbir buscando cobijo,

las fauces del mal agrietar las nubes,

al hombre llorar por la maldad de su maldad.


Pero tiempo vendrá que todo esto cambiará,

el mal sucumbirá de nuevo,

y ante tanta maldad,

Él, la Luz, triunfará,

y las almas de los niños,

donde los budas sucumbieron,

volverán a respirar

a andar, a cantar de nuevo,

y sonreirán.


Renacerán de las manos

de los hermanos en el cielo.

Mostrarán la luz que toda maldad barrerá,

y que nada ni nadie podrá objetar.


La ciudad de los niños,

abrirá sus puertas

para en ellos poder habitar,

Y nadie más podrá recalar,

sólo los niños y niñas

harán fructificar la semilla,

Que un día echará a andar

Y la ciudad de Dios

volverá a centellear.

2 comentarios:

Oteaba Auer dijo...

Hola, he visto la Noche Estrellada en el blog de MªJosé y he venido de inmediato creyendo que era un blog dedicado a Van Gogh y me h encontrado con este poema que me hace estremecer con lo que está cayendo en Oriente Medio....Sin embargo das una luz a la esperanza. Me ha gustado mucho

Saludos

M. Jose dijo...

Es necesario que esos días vengan, para que el mundo deje de llorar y gemir por todas sus grietas....
Un abrazo
mj